Las redes de delincuencia organizada constituyen negocios multimillonarios que operan en diversos ámbitos delictivos, que incluso pueden estar extendidos en varios países. Las actividades delictivas pueden incluir trata de personas, tráfico de drogas, mercancías ilícitas y armas, robo a mano armada,...