El derecho de familia es un elemento fundamental de la sociedad y requiere de protección legal al igual que los individuos que la integran.

El derecho de familia regula las relaciones de carácter personal y patrimonial entre los miembros de la familia y frente a terceros.

Las relaciones de familia reconocidas por el derecho mexicano son el matrimonio, el divorcio, el concubinato, la paternidad, la adopción, la patria potestad y aunada a ellas, la tutela.

Por lo tanto, se consideran sujetos del derecho de familia los cónyuges, concubinos, parientes, adoptantes, adoptados, personas que ejercen la patria potestad y las personas sujetas a ella, tutores e incapaces.

Entre los principales derechos y obligaciones que nacen de la familia son: los alimentos, la guarda y la custodia, entre otros.

Cabe destacar que los órganos estatales y jurisdiccionales intervienen en las relaciones familiares como auxiliares en la observancia y aplicación de las disposiciones del derecho de familia.


Artículo creado con información de mexico.justia.com.